Regalos with Love

Hola panda de majos!
Este año ha venido cargado de inspiración y nuevos propósitos para izarix.
Estamos trabajando en invitaciones de boda y comuniones, en nuevos packs de diseño para emprendedores, en packs de regalo originales y un montón de cositas más. Así que como veis mis neuronas solo paran cuando les pido por favor que me dejen dormir un rato o cuando necesito urgentemente una buena idea (muy oportunas ellas).

Pero resulta que hoy he mirado el calendario (por eso de saber en qué día vivo) y me he dado cuenta de que el primer mes del año ha volado. Enero se esfuma, dejamos la primera cuesta y nos metemos en la segunda. Y en cuanto empezamos a pensar en febrero, me inundan la mente corazones rojos, ramos de flores, bombones y más corazones, rojos por supuesto. (Ya os digo que a mis neuronas las tengo que entrenar mejor).

Y digo yo. Mira que no hay cosas bonitas para regalar. Entre ellas las súper láminas  (que voy a decir yo) de izarix :P

Laminas with love - izarix 1 Laminas with love - izarix 2 Laminas with love - izarix 3Pero es que hoy no me conformo. Así que os propongo que este San Valentín celebréis el amor de una forma diferente. Vale que hay que ser románticos, y darle esa chispita, repito, sólo chispita ñoña, que a veces nos gusta tanto. Pero estaba yo pensando… El amor no solo se demuestra con bombones; y tampoco es exclusivo de la pareja. Dile te quiero a tus padres, a tus hermanos. Haz ese favor tan importante a un amigo. Marcate un “yo invito” con tus compis del curro, o simplemente ayuda a tu vecino a terminar por fin de pintar la habitación. Cállate cuando lo que vayas a decir pueda ofender. Contesta al cajero con un “buenos días” o sonríe al coger el autobús. Todo eso son gestos de amor. Y yo reivindico que San Valentín no sea solo una roja celebración parejil, sino que ampliemos el significado y contagiemos este febrero de buen rollo.

Ale. Ahí lo dejo. :P

Anuncios

Hola, Mundo :)

Siempre me han maravillado esas personas que hacen que el escribir parezca fácil. Que cuando lees es como si tuvieras una conversación la mar de entretenida con ellos delante. ¡A veces me sale hasta contestar y todo! Es un don. 

En mi época adolescente mi madre me decía que yo no escribía, que más bien me peleaba con el teclado. Tac-tac-tac-tac-tac. Y es que cuando uno sabe lo que decir, lo escribe con ganas. ¡Así que voy a aprovechar la fortaleza de mis falanges par algo! (También podría haber sido tocar el piano, pero no, no os libráis). 

Imagen

(Y digo yo que el escándalo del ‘tecleteo’ irá en proporción a la evolución de los teclados…)

Pero a lo que voy. Hoy empiezo este nuevo rinconcito donde os iré enseñando las cosas que hago y deshago, las que me gustan y me disgustan. Y como los comienzos deben ser en toda regla, aquí tenéis mi declaración de intenciones.

Prometo no desvariar y llevar este blog con total profesionalidad.
Prometo siempre enseñaos cosas chulas.
Prometo ser regular en mis publicaciones y no dejaros tirados mucho tiempo.
Prometo tener esto ordenadito y claro clarinete. 

Y lamentablemente y en contra de mi voluntad, prometo saltarme todo lo anterior más de una vez y confiar en vuestro buen rollo y comprensión. 

Pero una cosa que puedo prometer y prometo (y no estoy cruzando los dedos, palabrita) es que haré todo lo posible para que te sientas a gusto en este espacio. Así que ponte las zapatillas y siéntete como en casa. Bienvenido :)

Imagen