Yaaa Vieneeen los Reyeeees

Hoy estoy aquí para daros algunas ideas sobre cómo hacer que los críos se lo pasen pipa el día de Reyes. Vamos a ver, que el gordito con barba está muy bien, pero que los Reyes Magos son los de aquí, los de toda la vida. Y hay que apoyarles :P.

Imagen

Lo que voy a hacer no es más que contaros mi propia experiencia de niña. Porque, aunque tengo que decir que desde bien pequeña sabía que el agua y el azúcar para los camellos se los comía mi padre (no se a qué horas de la mañana, pero tenía que sentarle como un tiro), creo que he disfrutado de ese juego con más ilusión que un viaje a Disney World.

Y es que para mi, el día de Reyes era eso, un juego, desde que me limpiaba los zapatos a conciencia hasta que encontraba mis regalos. ¿Encontraba? Si. Encontraba. Dime tu, por qué los Reyes Magos tienen que ser tan aburridos de dejarlos siempre en el mismo sitio. ;)  (Y ya de paso, ¿tu sabes la cara que puse la primera vez que me levanté y… nothing de nothing bajo el árbol? ¡Juas! Digno de ver).

¡Si lo más bonito es que los churumbeles participen y tengan que hacer cosas para conseguir los regalillos! Ya sabes ese dicho… quien quiera peces… que se moje el culete!

La preparación

Lo primero es pasarte el día anterior (osease, hoy) motivando e ilusionando a los peques.

Podéis hacer algunas manualidades para que cuando los Reyes entren por la puerta/ventana/cualquieragujerodelacasa se sientan agasajados. Dibujos, caretas, muñequitos… Aquí algunas ideas ;) (El Tangram Christmas que os presentaba hace unos días seguro que les encanta)

Imagen

Imagen

Paso dos. Hay que limpiar los zapatos hasta que vuelvan a oler a nuevo (y ya de paso, si quieres aprovechas y le vas añadiendo pares, que si no los Reyes igual no quedan satisfechos)

Paso tres. Los Reyes vienen agotadísimos de su viaje y aún van a tener que visitar a un montonazo de niños en una noche (vamos, ni flash) así que hay que darles algo de aperitivo que les sirva para reponer fuerzas. Y claro está, un aperitivo rico, ligerito y que a esas horas entre bien… por tu bien.

Paso cuatro. ¡Los Reyes vienen en camello!! Camello que, lógicamente, se mete en el ascensor con ellos para llegar a la entrada de tu cuarto piso y poder beber un poco de agua y tomar un poco de azúcar. Qué desconsiderado sería no darles algo a los pobres animalitos que cargan con las peticiones.

Y pronto a la cama. Más que nada porque tardarán en dormirse entre 1 y 3 horas más de lo normal.

Las Chucherías

Paso cinco.  A veces los Reyes tienen un poco de mala memoria y olvidan las travesuras de los niños, porque en realidad son generosos y no les importa mucho si se han portado bien o mal. Muy majos, ellos. ¡Pues no! Todo niño debe recibir carbón por lo menos una vez en la vida. Aunque después tenga regalos, también tienen que ser conscientes de que hay que cambiar algunas cosillas de su comportamiento, ejem… ¡No todo van a ser alagos que los regalos hay que ganárselos! Tu pídeles que le den una chupadita y luego les entrará sólo, que recibir carbón dulce casi casi está a la altura que recibir un scalextric. ¡Ja!

Imagen

Eso sí. A los niños requetebuenos, que son obedientes y que aunque de vez en cuando meten la pata el balance del año les sale positivo, cámbiales el carbón por chuches. Puedes ponerlas en un cono decorado de cartulina, colgadas en el árbol (esto es muy divertido porque tendrán que buscarlas cual pirata un tesoro) o darles una forma especial con corcho y palillos.

Imagen

Imagen

Imagen

El día esperado

Aproximadamente a las 7 de la mañana los renacuajos estarán dando botes, así que déjalo todo preparado por la noche.

La idea es que cuando se levanten no encuentren los regalos bajo el árbol, sino que sólo haya una nota/pergamino. Seguramente al principio no la verán, (del disgusto, pobres) pero cuando se fijen un poco mejor la encontrarán. En esa nota tienes que decirles que los Reyes Magos se han despistado un poco y han regado los regalos por toda la casa (y parte del extranjero, que las casas de vecinos también cuentan). Para poder encontrarlos van a tener que ser valientes y listos. ¡Y aquí comienza la aventura!

Mediante pistas puedes ir mandándoles a diferentes sitios de la casa, donde pueden encontrar otra pista, una prueba o un regalito. Seguramente tengáis que ayudarles a leer todas estas tarjetas, y si les seguís con una cámara de vídeo el recuerdo será precioso.

Ejemplos:

“Es la hora del desayuno para los Reyes Magos, ¿por qué no les dejas tu taza preferida y les sirves con tus propias manos?” (La siguiente pista puede encontrarse dentro de la taza, o pegada en la nevera)

“También les hace falta cubiertos, no comerán con las manos, que aunque viajeros son, también son muy educados” (La siguiente prueba puede estar en el cajón de los cubiertos)

“Resulta que una cosa han olvidado, y ¡en el árbol colgada la han dejado!”

“¡Vaya! Veo que la siguiente pista has encontrado, ¡eres muy avispado!. Ya es hora de darte un regalo. Para ello solo tendrás que 10 veces saltar y debajo de tu cama mirar” (Primer regalo, ¡lo disfrutarán el doble!)

Y así las combinaciones son infinitas. En el armario, el balcón, dentro de los zapatos, en la casa del vecino, pegado en la ventana, escondido entre los peluches…. Y lo más bonito es ir intercalándolo con distintas pruebas: cantar, vestirse, hacer una fotografía, regalar un trozo de roscón al vecino, aprender a atarse los zapatos, regar las plantas…

¡Os invito a que lo probéis! Es una forma diferente y divertidísima de que los niños recuerden el día de Reyes no sólo por los regalos, sino por habérselo pasado pipa. (Y si lo probáis, me lo contáis!)

¡Feliz día de Reyes!

Todas las fotos (excepto la de Tangram Christmas) están sacadas de Pinterest

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s